Make Rojava Green Again – Llamado a la acción para los días 18 y 19 de Julio

Make Rojava Green Again – Llamado a la acción para los días 18 y 19 de Julio

¡Levántate por la Revolución!

Junto con las campañas Rise Up 4 Rojava y Women Defend Rojava, convocamos a dos días
internacionales de acción, los días 18 y 19 de julio de 2020, contra el bombardeo y la invasión
de Basûr (Kurdistán del Sur, Irak) y contra la ocupación de las regiones de Rojava, por parte del
ejército turco. Juntos, pedimos a todas las personas que comparten los valores del
confederalismo democrático (democracia, ecología y feminismo) que salgan a las calles y se
levanten por la revolución. Además queremos llamar especialmente a todos los grupos
ecologistas, movimientos y partidos, y a todas las personas que se sienten y se ven a sí mismas
como ecologistas, para unirse a las manifestaciones y acciones.

La guerra es la antítesis de la ecología:
Creemos que ser ecologista significa también estar en contra de todas las guerras de agresión.
Porque las guerras son lo contrario por lo que nosotros, como ecologistas, luchamos. Mientras
nosotros estamos tratando de construir un mundo ecológico y ético, donde todos los seres vivos
puedan coexistir en armonía, las guerras destruyen y contaminan aún más nuestro planeta. Nos
esforzamos tanto en la reforestación de los desiertos, en la construcción de infraestructuras de
energía ecológica, en el suministro de alimentos y agua no contaminados y no tóxicos a todas las
personas, sin embargo, las guerras pueden destruirlo todo en pocos días y contaminar el suelo, el
aire, el agua y el medio ambiente con efectos incluso a largo plazo. Y esto es lo que está
sucediendo hoy en Bakûr (Kurdistán del Norte, Turquía), Rojava, al norte y este de Siria, y en
Basûr. A través de la invasión de Siria e Irak, el estado turco destruye a todos los seres vivos:
quemando campos y bosques en Rojava, cortando los olivos de Afrin, bombardeando
infraestructuras eléctricas y de agua, cortando el flujo de los principales ríos que vienen de
Turquía hacia Siria, y ahora, desde hace algunas semanas, bombardea más que nunca la
naturaleza virgen de las montañas del sur de Kurdistán, contaminando el suelo, el agua y el aire,
por tiempo indeterminado.

Los ataques turcos apuntan a todos las regiones que luchan por la democracia, la ecología y
el feminismo:

Durante años, el estado turco, con la aprobación ocasional de la OTAN, los EE. UU. y Rusia,
lleva adelante una guerra genocida contra los kurdos y otras minorías de Medio Oriente
(elpueblo Êzîdî, los armenios, caldeos, asirios, etc.) y ahora está invadiendo Siria e Irak contra
todas las leyes internacionales. Pero a lo que apuntan es al proyecto político que está detrás de
esas personas: su objetivo es poner fin a la construcción de un región democrática, ecologista y
feminista en el Medio Oriente, que pueda extenderse al mundo. De hecho, la revolución de
Rojava, junto con las regiones árabes liberadas del norte y este de Siria, las Montañas Libres de
Kurdistán, el campo de refugiados autónomo de Maxmur y la región democrática de Ezîdî de
Shengal son ejemplos de qué otra forma de vida es posible fuera de la Modernidad Capitalista.
Todos estos son lugares donde se pone en práctica el confederalismo democrático y donde se
están construyendo sociedades ecologistas y feministas. Debido a que Rojava, junto con esos
otros lugares inspira a tanta gente en el mundo, son una amenaza para sus intereses nacionalistas,
capitalistas y patriarcales. Por lo tanto, Turquía decidió bombardear y quemar cada centímetro de
esas tierras. Su mensaje es claro: rendirse a la modernidad capitalista o enfrentar la destrucción
total de la naturaleza y el pueblo.

El 15 de junio, el ejército turco bombardeó Maxmur y Shengal. Sólo unos días después
comenzaron su ofensiva terrestre para invadir Basûr (Kurdistán del Sur, Irak) donde caen
decenas de bombas todos los días desde el inicio de los ataques. El día 23 atacaron a Rojava, en
un barrio de Kobane, con un avión no tripulado, asesinando a 3 mujeres de Kongreya Star, la
federación de organizaciones del Movimiento de Mujeres. También el 25, otro avión no
tripulado mató a 8 civiles en la provincia de Suleymaniyah. Y en las montañas, la guerra
continúa.

¡Por eso llamamos a la solidaridad internacional! Pedimos a todas las personas que creen en el
valor de la ecología, el feminismo y la democracia radical que salgan a la calle los días 18 y 19
de julio y se unan a las acciones en todo el mundo.
Contra toda guerra de agresión, contra todo fascismo y totalitarismo, contra el patriarcado y el
capitalismo, contra la destrucción de toda la naturaleza:

Levántate por Rojava,
Levántate por las montañas libres de Kurdistán
Levántate para la región de Shengal y Maxmur, y
¡Levántate para construir un mundo ecologista y ético!

No somos nada si estamos solos, pero juntos, ¡somos imparables!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *